¿Quién fue Confucio?

Confucioo K'ung-fu-tzu («Maestro Kong» en chino), fue un pensador chino muy reconocido, procedente de una familia noble que termino en la ruina.
¿Quién fue Confucio?
Ejerció como maestro y también fue funcionario del estado de Lu en el noroeste de China, el creía que los lazos y valores familiares fuertes eran la base de una sociedad estable y que la educación y el conocimiento pertenecían a cualquiera que tenía el deseo de aprender.
 
 

Doctrina confuciana (hombres de gobierno)

Amar al pueblo, renovarlo moralmente y procurarle los medios necesarios para la vida cotidiana.
Por este motivo, debe servirse en primer término con soberano respeto a Aquel que es el Primer Dominador.
Cultivar la virtud personal y tender sin cesar a la perfección.
En la vida privada como en la pública, observar siempre el sendero superior del «Justo Medio».
Tener en cuenta las dos clases de inclinación propias del hombre: unas proceden de la carne y son peligrosas; las otras pertenecen a la razón y son muy sutiles y fáciles de perder.
Practicar los deberes de las cinco relaciones sociales (explicadas más abajo).
Tener por objeto final la paz universal y la armonía general
 

Valores según Confucio

Para vivir en armonía en la comunidad:
 
- Tolerancia
- Bondad
- Benevolencia
- Amor al prójimo
- Respeto a los mayores y antepasados
 

Máximas virtudes según Confucio

 
Li: practicar la etiqueta de los rituales, modales y costumbres.
"Todos los hombres son muy parecidos por naturaleza, son sus hábitos los que los diferencian"
 
Ren:representa la bondad hacia el prójimo.
"Olvida las lesiones, nunca olvides las bondades"
 
Xin:representa la veracidad, la fidelidad y la sinceridad.
"El hombre superior es modesto en su discurso, pero excede en sus acciones"
 
Yi: la justicia y la honestidad, la generosidad del alma.
"Cuando veas a hombres de carácter contrario, gira al interior y examínate a ti mismo"
 
Zhi: tener conciencia del bien y el mal,
"Saber lo que es correcto, y no hacerlo, es falta de valentía"
 

Proverbios de Confucio


Un hombre de virtuosas palabras no es siempre un hombre virtuoso.
 
¿Uno que no sepa gobernarse a sí mismo, cómo sabrá gobernar a los demás?
 
El mal no está en tener faltas, sino en no tratar de enmendarlas.
 
Lo que quiere el sabio, lo busca en sí mismo; el vulgo, lo busca en los demás.
 
No debes quejarte de la nieve en el tejado de tu vecino cuando también cubre el umbral de tu casa
 
Si no conoces todavía la vida, ¿cómo puede ser posible conocer la muerte?
 
Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla.
 
Aprende a vivir y sabrás morir bien.
 
Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso.
 
Donde hay educación no hay distinción de clases.

Escribir un comentario

Facebook Mundonets Twitter Mundonets Google Plus Mundonets