¿Quién descubrió la Penicilina?

Uno de los antibióticos mas conocidos para tratar infecciones de origen bacteriano es la penicilina, la cual ha salvado muchas vidas a lo largo de su historia, y es precisamente el origen de este antibiótico el que muchos desconocen
¿Quién inventó la Penicilina?
La penicilina fue el primer antibiótico que se empleo para varios tratamientos médicos de diversas infecciones, y Alexander Fleming es considerado quien oficialmente descubrió este maravilloso medicamento en 1928.
 
El grupo de las llamadas penicilinas pertenece a los antibióticos betalactámicos, los cuales son empleados generalmente para el tratamiento de bacterias más sensibles a este componente.
 
Es un medicamento de bajo costo y alta eficacia combatiendo estreptococos y estafilococos, para su uso es recomendable hacer una prueba alérgica, pues algunos de sus componentes como las cefalosporinas pueden causar reacciones alérgicas en al menos el 10% de la población.
 
Entre los síntomas alérgicos más comunes se encuentran erupción cutánea menor, o severa, conocida como urticaria. Trastornos gastrointestinales como diarrea, cólicos, dolor abdominal, náuseas, gases, indigestión y vómitos, y en casos mas severos como proliferación de infección bucal o vaginal por anemia, convulsiones, somnolencia, necrosis epidérmica en el lugar de la inyección
 
Al ser medicado con penicilina se debe evitar el consumo de pastillas anticonceptivas, bebidas carbonatadas (sodas, gaseosas) y jugos cítricos porque inhiben sus efectos.
 
La penicilina más famosa y empleada es la bencilpenicilina, la cual se inyecta por vía intramuscular o intravenosa, pues su ingesta oral seria ineficiente, debido a que los jugos gástricos hacen inhiben su acción.
 
Penicilinas más comunes
 
Bencilpenicilina: de uso intramuscular o intravenoso, es la más económica de las penicilinas naturales. Se indica especialmente para tratar infecciones leves, moderadas, severas y sistémicas como la amigdalitis, las neumonías, gonorrea, bronconeumonías; las meningitis de tipo bacteriana, la sífilis, el tratamiento de abscesos, osteomielitis, difteria, sepsis, entre otras.
 
Penicilina procaínica: conocida como penicilina G procaína, también de uso intramusculares e intravenoso. Se utiliza para el tratamiento de infecciones bacterianas tales como neumococos, sífilis, otitis aguda y media, mastoiditis, amigdalitis aguda y neumonía neumocócica.
 
Fenoximetilpenicilina: conocida como la penicilina V es de tipo sintética; por lo cual su uso es vía oral. Indicada generalmente para las infecciones bacterianas causadas por estreptococos y neumococos, tales como la faringitis, la amigdalitis, algunas infecciones cutáneas y la gingivitis.
 
Ampicilina y amoxicilina: perteneciente al grupo de las amino penicilinas, son utilizadas en vía oral, intravenosa e intramuscular. Conocida farmacológicamente como Britapen, Gobemicina, Retarpen, Amitron, Clamoxy, CO-Amoxiclav, Augmentine y Duonasa, entre otros. Se indica especialmente para tratar la amigdalitis, la bronquitis, la faringitis. También, algunas infecciones cutáneas y en tejidos blandos. Varias infecciones bacterianas en las vías respiratorias inferiores como la bronquitis y en vías respiratorias superiores como la rinitis bacteriana. También es indicada en infecciones urinarias, digestivas, ginecológicas (generalmente para tratar sepsis pélvica y aborto séptico), odontológicas, otorrinolaringológicas y postquirúrgicas.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Cambiar codigos
*Introducir código.

Facebook Mundonets Twitter Mundonets Google Plus Mundonets