¿Qué es astigmatismo?

Tabla de Contenido[Ocultar]
Actualmente, hay grandes tasas de personas que sufren astigmatismo a nivel mundial. Este es conocido como un problema refractivo que ataca inicialmente a la córnea, cuya estructura podemos encontrar en el ojo en la parte externa.
¿Qué es astigmatismo?
La característica de una persona con este problema es que la córnea no tiene la misma curvatura uniforme en todos los sitios, como debe ser en un estado normal.
 
A continuación, te explicaremos todo acerca del astigmatismo para conocer un poco más sobre sus síntomas, causas, diagnósticos y tratamientos.
 

Qué lo produce

 
Las personas que sufren de astigmatismo, al momento de ver la luz de los objetos, esta solo se va ver enfocada en más de un sitio de la retina (otra estructura del ojo); a su vez, ocasiona que la visión se vea distorsionada y borrosa, algo que puede tener consecuencias posteriores.
 
Esto es debido a que los ojos se encuentran sin graduación, es decir, emétropes donde la visión de estas imágenes va a estar enfocada en solo un punto de la retina. Cabe destacar que, hay muchos tipos de astigmatismo.
 
Algunas veces se pueden observar los síntomas del astigmatismo, sin embargo, estos pueden variar dependiendo de la edad que tenga la persona y del tipo de astigmatismo que esté padeciendo, así como igualmente de la graduación que presenta.
 

Síntomas que produce

 
Básicamente, este defecto en la córnea tiene como único síntoma principal el de tener la visión distorsionada o borrosa, sin importar que los objetos se encuentren muy cerca o lejos de la persona.
 
Además de esto, es común que también sufra de cierta dificultad a la hora de detallar algunos detalles mínimos a la distancia.
 
Otras veces puede ser presentado con la hipermetropía, en donde es normal que la persona llegue a padecer de los siguientes síntomas:
 
Fatiga visual.
Enrojecimiento en los ojos.
Picor en los ojos.
Hinchazón de los ojos.
Escozor en los ojos.
Las personas tienden a entrecerrar los ojos para poder enfocar la imagen.
Mayor dificultad para ver en la oscuridad.
Dolores de cabeza.
Mareos.
 
Estos últimos dos síntomas se manifiestan pocas veces, pero es debido a cuando es realizado un sobreesfuerzo de la vista para visualizar imágenes que se le dificulta enfocar.
 
Son muchos los casos de las personas que sufren de astigmatismo y todavía no lo saben.
Esto suele ocurrir en personas que son muy jóvenes, y es debido a que sufren un estado del defecto muy leve.
 
Así como también puede ocurrir en la etapa de la adultez, en donde se ve la evidencia de ninguna de los síntomas. Siempre es recomendado que se realicen exámenes oftalmológicos con frecuencia.
 

Cómo se produce


Una persona puede padecer de astigmatismo por diversas razones, entre las cuales tenemos que sea determinado genéticamente, que es el caso más común.
 
Sin embargo, se han visto casos de personas que sufren de este problema por causa de alguna intervención quirúrgica o por haber sufrido de algún traumatismo en el ojo.
 

Tipos

 
Existen diferentes tipos de astigmatismo que podemos encontrar, entre los cuales tenemos:
 
Astigmatismo simple, que es cuando solo se ve afectado un solo eje de la córnea.
El astigmatismo compuesto. En este caso se evidencia asociado con alguna otra patología que puede producir este defecto.
 
Dentro de este tipo hay dos categorías: el miópico (que es cuando se encuentra asociado con la miopía) y la hipermetrópico (asociándose de esa manera con la hipermetropía).
Astigmatismo mixto, que es cuando un solo eje de la córnea es el que enfoca delante de la retina. El otro eje se va a encontrar enfocado detrás de la retina.
 
En gran parte de los casos de cualquiera de estos tipos el defecto puede ser corregido quirúrgicamente.
 

¿Se puede prevenir?

 
Esta es una de las preguntas con mayor frecuencia, sobre todo cuando se leen o escuchan los mitos relacionados con los daños en la vista por la televisión, teléfonos, computadoras, entre otros.
 
A pesar de que es importante cuidarse la vista, el astigmatismo, lamentablemente, es un problema que no se puede prevenir.
 

Diagnóstico

 
Para poder diagnosticar el astigmatismo en una persona se puede realizar mediante un examen oftalmológico completo, determinando el porcentaje de daño que tiene cada córnea del ojo o si solo se ve afectado en uno.
 

Tratamiento

 
El astigmatismo puede ser corregido, luego de una consulta con el oftalmólogo, con la utilización de lentes de contacto, gafas o cualquier otro tipo de técnica, como lo puede ser a intervención quirúrgica especializada en este.
 
Cabe destacar que, a la hora de utilizar las gafas y los lentes de contacto, se debe tener la fórmula adecuada para cada uno de los cristales que deben tener. Rara vez la fórmula coincide en ambos ojos, pero generalmente son distintas.
 
Cuando es aplicada la intervención quirúrgica para poder corregirla se hace con un método utilizando láser o con una cirugía que se conoce como “implante de lente intraocular”. Cualquiera de estas dos opciones es realmente efectiva para la corrección del astigmatismo.
 

Tratamiento del astigmatismo compuesto

 
Si el paciente sufre de astigmatismo compuesto, también puede realizarse la operación quirúrgica con láser o con el implante. Cabe destacar que, podrá corregir ambos problemas que presente los ojos.
 
Sin embargo, esto debe llevarse a cabo con un oftalmólogo que determine claramente los resultados de las pruebas que son realizadas antes de la operación, de esta manera se podrá deducir cuál es la mejor técnica a utilizar.
 
Gracias a los avances tecnológicos en la medicina, al momento de realizar la cirugía correctiva en los ojos, serán corregidos todos los defectos refractivos que podría estar sufriendo el paciente.
 

Prevenciones

 
Tal y como se mencionó anteriormente, este defecto no se puede prevenir de ninguna manera. Sin embargo, deberá ser debidamente diagnosticado a tiempo para poder llevar a cabo su corrección.
 
Al comenzar a corregirlo, estaremos asegurando una prevención para que otros síntomas no se presenten cuando el astigmatismo se encuentre mucho más avanzado.
 
A pesar de esto, se dice que este defecto es el más estable de todos los que existen, por lo que su evolución es muy lenta. Generalmente, se hace muy frecuente su aumento cuando la persona cumple los 20 años de edad.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Cambiar codigos
*Introducir código.

Facebook Mundonets Twitter Mundonets Google Plus Mundonets