La corteza terrestre

La corteza terrestre es la capa externa de la tierra que se compone principalmente por roca y otras capas de diferentes materiales.
La corteza terrestre
Según la ubicación posee diferentes niveles de grosor, en zonas marítimas (corteza oceánica) de 6 km siendo más delgada que las zonas superficiales (corteza continental) de hasta 72 km.
 
Las capas de la corteza terrestre se encuentran flotando sobre lava o lodo, por ello es normal que al haber un aumento o disminución de en la presión de las sustancias que las soportan, estas se mueven bruscamente, provocando temblores, grietas, volcanes y terremotos.
 

Principales capas de la corteza terrestre:

 
Capa sedimentaria: formada por rocas sedimentarias que se sitúan sobre los continentes y sobre las plataformas continentales

Capa granítica: Está formada por rocas parecidas al granito. Forma la masa fundamental de las zonas continentales emergidas.

Capa basáltica: Está formada por rocas semejantes al basalto. Es una capa continua alrededor de la Tierra, al contrario que las dos anteriores. La discontinuidad de Mohorovicic separa la capa basáltica del manto.
 

Tipos de corteza:

 

Corteza oceánica:

La mayor parte está bajo el mar, cubre el 55 % de la superficie terrestre, es más delgada que la continental y tiene tres niveles:

Nivel III: es el más inferior está formado por gabros, rocas plutónicas básicas.

Nivel II:constituido por basaltos, rocas volcánicas de la misma composición básica que los gabros; es una zona inferior de mayor espesor constituida por diques, mientras que la más superficial se basa en basaltos almohadillados.

Nivel I:sobre los basaltos, formado por los sedimentos, pelágicos en el medio del océano y terrígenos en las proximidades de los continentes.

Corteza continental:

Es menos homogénea, ya que está formada por rocas con diversos orígenes y es horizontalmente heterogénea, posee regiones geológicamente activas, donde abundan los procesos tectónicos y magmáticos, también regiones antiguas y consolidadas, que se conforma de granitos, rocas magmáticas ácidas.

Es menos densa que la corteza oceánica y desde luego que el manto, tiene un grosor mayor que la corteza oceánica. Aquí abundan los cuarzos, los feldespatos y las micas, y los elementos químicos más abundantes son el oxígeno (46,6 %), el silicio (27,7 %), el aluminio (8,1 %), el hierro (5,0 %), el calcio (3,6 %), el sodio (2,8 %), el potasio (2,6 %) y el magnesio (2,1 %).

Escribir un comentario

Código de seguridad
Cambiar codigos
*Introducir código.

Facebook Mundonets Twitter Mundonets Google Plus Mundonets