El aparato respiratorio

Categoría: Ciencias
Escrito por Vanessa
Índice[Ocultar]
El aparato respiratorio o sistema respiratorio es el conjunto de órganos encargados del intercambio de gases, que posibilita la entrada de oxígeno por la nariz hasta llegar a los pulmones y la salida de dióxido de carbono al exterior del cuerpo.
El aparato respiratorio
Mediante este proceso se oxigena el cuerpo y permite mantener las células vivas y en correcto funcionamiento.

Órganos que intervienen en la respiración:


Fosa nasal: Dos amplias cavidades que permiten la entrada y salida del aire.

Faringe: Conecta la cavidad bucal y las fosas nasales con el esófago y la laringe través de ella pasa el aire y los alimentos, por lo que forma parte del aparato digestivo y del respiratorio.

Laringe: Permite el paso del aire desde la faringe hacia la tráquea y los pulmones.

Cuerdasvocales: Son dos repliegues situados en la laringe que vibran cuando el aire los atraviesa produciendo la voz.

Epiglotis: Es un cartílago que obstruye el paso del bolo alimenticio en el momento de la deglución evitando que este se vaya al sistema respiratorio.

Tráquea: hace posible el paso del aire entre la laringe y los bronquios.

Pulmones: Realizan el intercambio gaseoso con la sangre.

Bronquio: Conducto tubular fibrocartilaginoso que conduce el aire desde la tráquea hasta los bronquiolos.

Bronquiolo: Conducto que conduce el aire desde los bronquios hasta los alvéolos.

Alvéolo: Son el lugar en el que se produce el intercambio de gases con la sangre.

Músculos intercostales: Tienen un importante papel para movilizar el tórax durante la inspiración.

Diafragma: Músculo que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal. Cuando se contrae baja y aumenta el tamaño de la cavidad torácica provocando la inspiración. Cuando se relaja sube, disminuye el tamaño de la cavidad torácica y provoca la espiración.

Cavidad pleural: La presión en la cavidad pleural es menor que la presión atmosférica lo cual hace posible la expansión de los pulmones durante la inspiración.

Más articulos

Escribir un comentario