Ecosistemas naturales y artificiales

Un ecosistema es el conjunto de especies de un área determinada en el cual se incluyen bacterias, hongos, plantas y animales, las cuales interactúan entre sí, para establecer procesos como la depredación, el parasitismo, la competencia y la simbiosis, entre otros, con el fin de mantener un equilibrio en su habitad. Los ecosistemas pueden agruparse en dos categorías: Naturales y Artificiales
Ecosistemas naturales y artificiales
1) Naturales: son los que no necesitan la intervención del hombre, pues se desarrollan en la naturaleza con el paso del tiempo de manera espontánea o natural y tienen características particulares de clima, suelo y cantidad de lluvia.

Generalmente, estos ecosistemas son habitados por organismos adaptados a las condiciones naturales y climáticas asociadas a este. Su principal fuente de energía es el sol, pues este les proporciona la energía suficiente para cada ser vivo.
Ejemplos de ecosistema natural: desiertos, paramos, valles, bosque húmedo, etc.

2) Artificiales: este tipo de ecosistema puede ser controlado y supervisado por el hombre, es decir, este puede generar cambios o modificaciones mediante trabajo como riego, arado, uso de fertilizantes, entre otros, sin embargo, intervienen factores naturales bióticos (plantas, animales, microorganismos) o abióticos (luz, agua, aire), así como elementos abióticos artificiales (casas, edificios, bodegas).

La energía generada mediante maquinas (eólica, hidroeléctrica, lumínica) es la más utilizada en este ecosistema, para el funcionamiento de los motores, maquinas, equipos y herramientas que intervienen en los procesos realizados por el hombre.
Ejemplo de ecosistema artificial: los cultivos, las huertas, etc.
imagenes de ecosistema natural y artificial / imágenes de ecosistemas naturales y artificiales / ecosistemas naturales y artificiales /

Escribir un comentario

Código de seguridad
Cambiar codigos
*Introducir código.

Facebook Mundonets Twitter Mundonets Google Plus Mundonets