El mar muerto

Es un lago altamente salado, ubicado entre Israel, Palestina y Jordania, cuenta con 80 km de largo y 16 km de ancho, su superficie es de 810km aproximadamente; su salinidad se debe a que este lago no tiene salida de aguas, provocando que todos los minerales que entren en el deban permanecer allí por siempre.
El mar muerto
A pesar de que no tiene salida de agua, el Mar Muerto se abastece del rio Jordán, además de otras fuentes fluviales más pequeñas y algunas precipitaciones o lluvias que se dan escasamente en la zona, sus niveles se mantienen gracias a la evaporación.
 
Sus aguas son ricas en calcio, magnesio, potasio y bromo, pero pobres en sodio, sulfatos y carbonatos, que lo hace muy diferente a la composición del agua de mar; por esto sus aguas son habitadas por microorganismos halófilos y artemias, quienes desarrollaron la capacidad de adaptarse a este inusual hábitat.
 
Compañías israelíes y jordanas aprovechan la riqueza mineral del lago para extraer grandes cantidades de bromuro, yeso, sal y otros productos químicos de manera muy económica, para el desarrollo de la economía local
 
La salinidad es tan elevada que las personas flotan al entrar en el mar muerto, pues la elevada densidad de sus aguas la cual es de (1240 kg/m³) ejerce un empuje superior a la del mar (1027 kg/m³), pudiéndose flotar sin ningún esfuerzo, característica que le ha hecho mundialmente popular.  

Escribir un comentario

Al comentar en este sitio estás aceptando nuestra política de privacidad y cookies.

Facebook Mundonets Twitter Mundonets Google Plus Mundonets