El oxígeno no puede salir de la atmosfera debido a la “velocidad de escape” que es un fenómeno físico donde un objeto debe adquirir una velocidad mínima para traspasar la atracción gravitatoria del planeta.
¿Por qué el oxígeno no puede escapar de la atmosfera?
Se calcula que la velocidad que deben alcanzar las moléculas al desplazarse debe ser superior a 11 km/s, pero el oxigeno no supera esta velocidad, por ello se mantiene encapsulado en la atmosfera.
 
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar