El Marmorkrebs (técnicamente llamado Procambarus virginalis) es un cangrejo de mar capaz de reproducirse por sí solo, todos sus individuos son hembras y se cree que proviene del Procambarus fallax.
Marmorkrebs, el cangrejo que se clona a si mismo
No se sabe realmente cual es su origen, pero pudo haberse dado en acuarios, o incluso en la naturaleza, pero su misteriosa existencia asombra a la comunidad científica.
 
Esta especie habría aparecido hace 25 años y al ser capaz de reproducirse por si sola se ha ido expandiendo fácilmente por el planeta.
 
Fue identificado inicialmente en la década de 1990 en acuarios de Alemania, el cangrejo de mármol se ha vuelto un dolor de cabeza para la naturaleza en Madagascar, donde se ha diseminado y ha puesto en peligro a varias especies autóctonas.
 
Científicos han estudiado su genoma y este revela interesantes particularidades, en vez de tener solo un par de cromosomas como otros cangrejos, tiene tres de cada uno y en muchos sectores tiene dos genotipos, el estudio sugiere un fuerte parentesco con el Procambarus fallax, una especie nativa de Florida muy popular en los acuarios y que llega a medir 15 cm.
 
Probablemente el nacimiento de la nueva especie se haya dado en un acuario de Alemania o de EEUU, tras lo cual, los ejemplares fueron intercambiados por acuaristas derivando en su expansión mundial.

La nueva especie es capaz de reproducirse por partenogénesis, “un proceso por el cual un óvulo no fertilizado se desarrolla en un adulto con un genoma idéntico al de su madre”. Por este motivo fue bautizado Procambarus virginalis. No está claro cómo adquirió esta capacidad de perpetuarse sin la participación de un macho, pero puede ser por una mutación o pérdida de los genes de reproducción sexuada.
 
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar