estadisticas
 
 
Aunque muchos padres recurren al biberon como una estrategia para dormir al bebé, hay muchas advertencias a los alimentos durante el sueño. Durante los primeros meses, la lactancia materna no tiene tiempo. Desde la edad de seis meses, el niño se despertará todo el tiempo. Dale de comer para dormirse lo podría volver obeso.
 
Trucos para hacer dormir a tu bebé
En los recién nacidos, no hay ninguna relación entre la lactancia materna durante el sueño y la incidencia de problemas digestivos. "Lo que pasa es que, si el bebé está acostado, puede hacer que la leche vaya a la trompa de Eustaquio (canal que conecta el oído medio a boca), y generar otitis. Si se realiza la alimentación con leche materna, la tendencia es que no haya infección, pero puede suceder."
 
Oscilación
 
La mecedora, red, en el carro. Al darse cuenta que el movimiento se queda dormido, algunos niños se quedan dormidos. "El balanceo no se recomienda, es una mal acondicionado para el niño. Utiliza el sueño inducido por el sensor de movimiento, así que cuando este sensor se desactiva, se despierta. No se recomienda ni soporte meciéndose en una unidad para el sueño de niño.
 
El mecerlo puede ser acogedor, es agradable, pero es un error. El niño debe estar en la cama y allí recibir el afecto de la madre. No se recomienda ese equilibrio porque el niño quiere más y más. Ten paciencia hasta que el niño se duerma.
 
Baños empapados
 
Además de ser una medida relajante obviamente, los beneficios de un baño caliente y su contribución a sueño una buena noche tienen explicación científica. "El agua caliente promueve la vasodilatación y una caída de presión. Si se hace en una bañera en proporción al tamaño del niño y casado con masaje, es una estrategia muy eficaz. Con hierbas es genial porque el olor es relajante así.
 
El mejor momento para salir de la bañera es inmediatamente antes de que el niño vaya a la cama. "El efecto es inmediato. Muchas veces llegan a dormir en el baño".
 
Mascotas
 
Muchas madres ofrecen un juguete – una muñeca o un oso, por ejemplo – a llevar al niño a la cama. "Esta muñeca se recomienda desde la edad de 5 meses. La literatura médica le llama un "objeto transicional". Lo mejor es que sean lavables y sin pelo. El niño puede llamarlo por un nombre y sentir responsable de llevarlo a dormir. No tienes que tener prisa para tomar, pero la regla debe ser clara: usar solamente para dormir.
 
"Incluso podría ser un pañal de tela, cualquier objeto que tendrá un significado afectivo. Es como si el objeto fuera el logro de una afectividad: es la representación del amor de los padres, por ejemplo, la tranquilidad de saber que están alrededor, que no está sola. Este objeto de ayuda al niño a sentirse más seguro en abordar algunas situaciones como dormir solo.
 
Canciones de cuna
 
"Cantar es genial. Para los más pequeños, la técnica más recomendada. Y lo ideal es que siempre es la misma canción. El niño asocia la música para dormir y al acostarse que comienza a cerrar los ojos ante la música termina. La música está leyendo cuentos, que tienen el mayor impacto en los niños mayores.
 
Además el canto de la madre o el padre, vale recurrir a discos compactos con canciones o sonidos relajantes. "Eso es correcto y se utiliza hasta en hospitales para aclamar a los recién nacidos.
 
Té de manzanilla
 
Generación tras generación, la receta para abuelos y bisabuelos sigue siendo muy popular entre las madres. Pero para los médicos, la ingestión de un líquido caliente es más relajante que los principios de la manzanilla. "De hecho, ingerir cualquier líquido caliente. Tengo dudas sobre el poder de calmar la manzanilla. Dependiendo de la edad del niño, ofrecer el pecho es suficiente. Para los más grandes, puede ser un té o cualquier otro líquido caliente. Cabe recordar que tes azucarados son altamente cariogenicos [causa caries dental]. Lo ideal es ofrecerles sin azúcar.
 
Para deja de llorar
 
Hay quienes defienden que al bebé se le coloca en la cuna y dejarlo llorando. La opción es controvertida. El pediatra estadounidense Richard Feber, catedrático de la Universidad de Harvard, ha desarrollado un método que enseña al niño a dormir solo en tres días. En el primer día, la mamá dejara al niño solo en la sala durante 15 minutos y luego va a verlo. En el segundo día, unos 20 minutos por vez y al tercer día, por 30.
 
Mantener una rutina fija
 
Organizar la rutina fija de los horarios de sueño y prácticas diarias repetidas es la regla de oro. Los niños son muy sensibles a los rituales, las cosas que se repiten. La repetición es tranquilizar al bebé porque lo encuentra "conocido". Esto facilita la inducción a dormir.
 
Idealmente, el ritual del sueño a partir de una hora antes de que el niño vaya a la cama y son cumplidas todas las tareas que demuestren que se aproxima el momento de la casa: el biberón, cepillarse los dientes, poner el pijama, acostarse con su oso. Estas tareas deben repetirse diariamente en el mismo horario.
 
 

Escribir un comentario

Nota: Los comentarios escritos en mayúsculas o tipo SMS serán eliminados, al igual que los comentarios ofensivos o sin educación contra los lectores y/o editores de este medio.

También pueden reportar los comentarios ofensivos para ser borrados.

Código de seguridad
Refescar