estadisticas
 
 
Villancicos Navideños
Un villancico es una composición musical, y la forma poética asociada, tradicional de España, Latinoamérica y Portugal. Estas piezas fueron populares entre los siglos XV y XVIII. Los villancicos eran originariamente canciones profanas con estribillo, de origen popular y armonizado a varias voces.
 
Posteriormente comenzaron a cantarse en las iglesias y a asociarse específicamente con la Navidad. Compositores notables de villancicos fueron entre otros Juan del Enzina, Pedro de Escobar, Francisco Guerrero, Gaspar Fernández y Juan Gutiérrez de Padilla.
 
Actualmente, tras el declive de la antigua forma del villancico, el término pasó a denominar simplemente un género de canción cuya letra hace referencia a la Navidad y que se canta tradicionalmente en esas fechas.



A la Nanita Nana

A la nanita nana, nanita nana, nanita ea,
mi Jesús tiene sueño, bendito sea, bendito sea.

Fuentecilla que corres clara y sonora
ruiseñor que en la selva cantando lloras
calla mientras la cuna se balancea
a la nanita nana, nanita ea

A la nanita nana, nanita nana...

Manojito de rosas y de alelíes
¿qué es lo que estás soñando que te sonríes?
cuales son tus sueños, dilo alma mía
más, ¿qué es lo que murmuras?
Eucaristía

A la nanita nana, nanita nana...

Pajaritos y fuentes, auras y brisas
respetad ese sueño y esas sonrisas
callad mientras la cuna se balancea
que el niño está soñando, bendito sea
 

El Tamborilero


El camino que lleva a Belén
baja hasta el valle que la nieve cubrió
Los pastorcillos quieren ver a su Rey,
le traen regalos en su humilde zurrón
al Redentor, al Redentor.

Yo quisiera poner a tus pies
algún presente que te agrade Señor,
mas tú ya sabes que soy pobre también,
y no poseo más que un viejo tambor.

(Rom pom pom pom, rom pom pom pom)

¡En tu honor frente al portal tocaré con mí
tambor!

El camino que lleva a Belén
voy marcando con mi viejo tambor,
nada hay mejor que yo pueda ofrecer,
su ronco acento es un canto de amor
al Redentor, al Redentor.

Cuando Dios me vio tocando ante él me sonrió. 
 

Noche de Paz


Noche de paz, noche de amor,
todo duerme en derredor
entre sus astros que esparcen su luz
bella anunciando al niñito Jesús
brilla la estrella de paz
brilla la estrella de paz

Noche de paz, noche de amor,
todo duerme en derredor
sólo velan en la oscuridad
los pastores que en el campo están;
y la estrella de belén
y la estrella de belén

Noche de paz, noche de amor,
todo duerme en derredor;
sobre el santo niño Jesús
una estrella esparce su luz,
brilla sobre el rey
brilla sobre el rey

Noche de paz, noche de amor,
todo duerme en derredor
fieles velando allí en Belén
los pastores, la madre también
y la estrella de paz
y la estrella de paz
 

Vamos pastores


Vamos pastores, vamos,
vamos a Belén,
a ver en aquel niño
la gloria del Edén.

Ese precioso niño
yo me muero por él
sus ojitos me encantan,
su boquita también.

El padre lo acaricia
la madre mira en él,
y los dos extasiados
contemplan aquel ser (bis)

Vamos pastores, vamos

Yo pobre pastorcillo,
al niño le diré,
no la buenaventura:
eso no puede ser.

Le diré me perdone 
lo mucho que pequé
y en la mansión eterna
un ladito me dé (bis).
 

Tutaina


Tutaina tuturumá
tutaina tuturumaina
tutaina tuturumá turumá
tutaina tuturumaina

Los pastores de Belén
vienen a adorar al niño
la Virgen y San José
los reciben con cariño

Tutaina...

Tres reyes vienen también
con incienso, mirra y oro
a ofrendar a Dios su bien
como el más grande tesoro

Tutaina...

Vamos todos a cantar
con amor y alegría
porque acaba de llegar
de los cielos el Mesías

Tutaina...

 
 

Escribir un comentario

Nota: Los comentarios escritos en mayúsculas o tipo SMS serán eliminados, al igual que los comentarios ofensivos o sin educación contra los lectores y/o editores de este medio.

También pueden reportar los comentarios ofensivos para ser borrados.

Código de seguridad
Refescar