estadisticas
 
 
Lejos del turismo de masas que “asola” a otras ciudades europeas como París o Barcelona, existen alternativas que se sitúan como opciones atractivas para aquellas personas que buscan un turismo más tranquilo en paisajes menos masivos y quizás más auténticos. Para este tipo de personas, la capital de la República Checa, Praga, es una de las mejores opciones disponibles. 
 
Praga, Esencia centroeuropea
El primer punto sobre el que merece la pena tratar es sobre el barrio judío. Nos encontramos con un barrio de unas dimensiones considerables, y en el cual podemos disfrutar con la visita a increíbles sinagogas. Por contra, sin embargo, para entrar a las mismas hay que abonar entrada. (sólo vale la pena en las más grandes).
 
Otro lugar de obligada visita y acceso es el Teatro Negro, famoso en todo el mundo, está situado en la zona más céntrica de la ciudad y en el mismo se ofrecen funciones de increíbles espectáculos en los cuales las luces y las sombras son el principal protagonista. No te los puedes perder, saldrás del mismo con la ilusión de un niño.
 
Continuamos nuestra visita con la famosa catedral de San Vito, un edificio gótico que impresiona tanto por fuera como por dentro. En su interior, se encuentran además otras visitas como la Cripta real, sobre la que existe un gran misticismo
 
Terminamos nuestro recorrido por Praga por Jardines de Petrin, un jardín de rosas realmente impresionante coronado con una alta torre que es un mirador público desde el cual tendremos una preciosa postal final de la ciudad. 
 
 

Escribir un comentario

Nota: Los comentarios escritos en mayúsculas o tipo SMS serán eliminados, al igual que los comentarios ofensivos o sin educación contra los lectores y/o editores de este medio.

También pueden reportar los comentarios ofensivos para ser borrados.

Código de seguridad
Refescar