estadisticas
 
 
La ciudad de Milán, ubicada en la zona norte de Italia, es una importante ciudad comercial e industrial. Aunque ha estado tradicionalmente alejada del circuito del turismo masivo en Europa, la misma reúne motivos de sobra para ser visitada. Aquí te contamos algunos de ellos.
 
Milán, destino redondo
En primer lugar, empezaremos hablando de la Catedral de Milán. Esta, es una colosal catedral gótica que se encuentra en pleno centro de la ciudad. Sus arcos de medio punto y sus enormes columnas, han sido fuente de inspiración para muchas otras catedrales situadas en el nuevo continente.
 
La Galleria Vittorio Emanuele II, es especialmente importante desde el punto de vista comercial. Es una calle techada, en la cual se aglutinan algunos de los mejores comercios (y más lujosos) de la ciudad. Pero como no es imprescindible comprar, es un paseo inmejorable para cualquier turista.
 
Increíblemente, otro de los puntos obligados de visita es un cementerio. Sí. Pero no es un cementerio cualquiera, por que el Cementerio de Milán es casi un museo público ya que muchas de sus tumbas tienen un gran valor arquitectónico que merece la pena conocer.
 
Para conocer el edificio más antiguo de la ciudad, hemos de ir a la Iglesia de San Lorenzo Maggiore construida en el Siglo IV, realmente impresionante.
 
Por último, no podemos irnos de la ciudad de Milán sin visitar La Piazza Mercanti, la misma, es una plaza rodeada de edificios medievales que la convierten en un rincón ideal para sentarse y contemplar estas maravillas de la arquitectura.
 
 

Escribir un comentario

Nota: Los comentarios escritos en mayúsculas o tipo SMS serán eliminados, al igual que los comentarios ofensivos o sin educación contra los lectores y/o editores de este medio.

También pueden reportar los comentarios ofensivos para ser borrados.

Código de seguridad
Refescar