estadisticas
 
 
Claro Móvil debe reducir precio de llamadas a otros operadores
A partir del 2013 Claro Móvil deberá reducir los precios de sus llamadas a otros operadores, el valor del minuto no podrá ser superior al que se paga entre usuarios de la misma empresa, además como si fuera poco la empresa también deberá reducir los cargos en llamadas de otras compañías.
 
La Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), mediante la resolución 4002 del 31 de diciembre del 2012, impuso un paquete de medidas particulares sobre Comcel S.A., (hoy Claro) con el fin de reducir su dominio en el mercado de voz móvil colombiano. 
 
Se trata de dos determinaciones que tienen como fin reducir los cargos de acceso que sus competidores pagan por llevar llamadas a la red de la compañía mexicana, y disminuir el valor del minuto que pagan sus clientes cuando llaman a otra compañía.
 
Con esto, el Gobierno pretende devolver el balance al sector “llevando más tráfico a los demás operadores y reduciendo el precio de las llamadas”, explicó Pablo Márquez, director ejecutivo de la CRC. 
 
Es decir, las llamadas que hagan los clientes de Claro a otras compañías como Tigo, Movistar o UFF! no podrán costar más de lo que valen entre líneas de Claro.
 
Con esto, la CRC pretende acabar con el llamado “efecto club” (la mayoría de las comunicaciones se generan y terminan entre sus usuarios y se desincentivan las llamadas a otras compañías debido al alto costo de los minutos) que sucede al interior de la red de la empresa, lo que ha llevado a que el 80 por ciento del total de las llamadas de móviles en el país se concentre en la red de Claro.
 
Ahora el regulado advierte que “todos los contratos, planes tarifarios y ofertas comerciales” que ofrece Claro (hay más de 7.000) están cobijados por la determinación señalada.
 
Las nuevas tarifas deben ser implementadas por Claro de manera inmediata.
 
En la actualidad, todas las empresas deben pagar alrededor de 85 pesos por cada  minuto que se cursa en una red distinta a las suyas. Con la modificación en la normatividad, las llamadas de Tigo o Movistar a Claro, le costarán a las empresas unos 42 pesos, mientras que el operador dominante tendrá que seguir pagando el valor actual (85 pesos) de los cargos de acceso, hasta el 2015, cuando se equiparen nuevamente a la baja, en 42 pesos.
 
Se espera que con esto, las demás empresas logren mayor flujo de caja y se hagan más competitivas.
 
Por el momento, Claro no ha hecho comentarios al respecto.
 
Con la expedición de esta determinación, el Gobierno da las últimas puntadas para la subasta de espectro 4G, pues el principal escollo por superar era precisamente la falta de medidas particulares sobre el operador dominante.
 
Fuente | portafoli.co
 
 

Escribir un comentario

Nota: Los comentarios escritos en mayúsculas o tipo SMS serán eliminados, al igual que los comentarios ofensivos o sin educación contra los lectores y/o editores de este medio.

También pueden reportar los comentarios ofensivos para ser borrados.

Código de seguridad
Refescar